NUESTRAS JOYAS Y LA PIEDRA ROSETTA

Con tantas sorpresas llevamos un retraso en la programación, pero lo más importante es que ese retraso es señal que nos gusta el tema de estudio.
¿Os acordáis que ayer conocimos, gracias al cofre que dejaron en clase,las joyas de Tutankamon? Pues una de las tareas que ayer no nos dió tiempo hacer, era fabricar nuestro propio brazalete de oro. Les dije a los peques, que hoy cuando entraran a clase, no se fueran directamente a los rincones de juego, que ibamos a hacerlo nada más llegar. Pues he comprobado que tienen muy buena memoria y me lo han recordado en el minuto uno.

Primero preparamos las mesas para no mancharlas; ponemos un mantel. Y empezamos a cubrir de oro nuestro brazalete.




Y después la seño nos propuso hacer una cruz de la vida, una piedra Rosetta o cualquier otra cosa que se nos ocurriera. El obejtivo era que disfrutaran y experimentaran cómo trabajar con arcilla. Se ha quedado en la clase hasta que se seque, cuando esté listo lo pintaremos.