REFORZADORES POSITIVOS

Ante la pregunta de algunas familias sobre para qué o qué significado tienen las medallas que les entrego, a continuación os explico cual es su intencionalidad.





Las medallas son reforzadores positivos, es decir, a través de ella se premia al niño por una conducta positiva que queremos que realice.

A veces, tanto los padres como los maestros, queremos que un niño abandone comportamientos disruptivos o desobedientes.Y al mismo tiempo queremos que cumplen las normas presentes en el aula (recoger juguetes, comer sentados, trabajar en las mesas, esperar el turno de palabra para hablar...).
Hay niños a los que les cuesta más que a otros cumplir dichas normas. Pues bien, no conseguimos nada, si estamos siempre encima suya "Fulanito, te he dicho que hasta que no termines de trabajar no te puedes levantar".De nada sirve insistirle en que va a ser castigado, pues el niño lo que pretende, es llamar la atención del adulto.
Sin embargo, si vamos premiando su conducta, es decir, entregándole la medalla, por cada día que consiga trabajar sin levantarse, el niño se dará cuenta que obtiene mayores beneficios y privilegios actuando de forma correcta.


Debemos asegurarnos que al principio puede ganarlos más fácilmente para motivarle. La entrega de estos premios debe ir acompañada de un halago sincero "estoy muy contenta", "lo haces muy bien...." y, evidentemente, nunca deben ir acompañados de verbalizaciones negativas del tipo "a ver cuanto dura..." Cuanto más pequeño sea el niño o más inquieto, más cortos deben ser los períodos en los que se evalúa la conducta (no funcionará prometerle algo a largo plazo "Si lo consigues, los RR.MM. vendrán a casa).

Debemos ser constante en la aplicación de ésta técnica y no debemos dejarnos llevar por la frustración en el primer contratiempo. Se necesita tiempo para cambiar hábitos mal adquiridos y no hay soluciones mágicas al respecto.

Esta técnica suele ser muy efectiva para el control de las conductas tanto en el ámbito familiar como en el escolar. No se trata de que el niño aprenda a funcionar siempre a base de premios sino de darle, al principio, motivos para iniciar un cambio en sus conductas.

Espero haber respondido a todas vuestras dudas.