COLOR AMARILLO

Tras tener afianzado el color rojo, este mes unO de nuestros objetivos es conocer el color amarillo.
No hay mejor método para que los niños aprendan, que el juego, observación y la manipulación, en el nivel de 3 años. Por eso se pide la colaboración de la familia, ya que ellos, adquieren mejor los conceptos, sintiéndose protagonistas del proceso de aprendizaje por una hora.

¿Cómo se realiza la actividad?
A primera hora de la mañana, nos sentamos en la asamblea, dándonos primero los buenos días (trabajando así las fórmulas de cortesía), comprobando el tiempo atmosférico y centrándonos en el día de la semana.Para dar paso al centro de interés que nos ocupa. Como sabéis ese centro de interés es el del otoño, y como característico de esta estación (además de los frutos, caída de hojas,... trabajados de forma intensa durante la semana pasada), también son los colores marrón y amarillo.

Entre todos estamos elaborando diferentes murales (colores rojo y amarillo, el círculo), donde colocamos todo o casi todo (hay cosas imposibles de colocar) lo que traen de casa.

Una vez que los alumnos/as van enseñándonos los objetos amarillos que traen, la seño les pide que hagan una descripción del mismo, trabajando de esta forma la expresión oral, tan importante en esta etapa.
Por ejemplo, Marina trajo una bayeta. Tuvo que explicar, qué era, para qué servía, quién la utilizaba...
 Y ellas nos contó que era una bayeta de color amarilla, servía para limpiar la encimera y que su papá la usaba mucho.



También hemos estado jugando con la ficha de parchís que trajo Luis, con el globo amarillo que trajo Pablo Ra., o con la pelota que ha traído Pablo P.



Aprovechamos el globo de Pablo, para repasar las partes de la cara, cejas, pestañas, ojos, naríz, boca, orejas y pelo.




P.D.: Por favor, si encontráis muchas cosas en casa de lo que se solicita, traerlo de forma escalonada. Es decir, si encontráis 10 objetos, pues el niño debe traer un día 3, otro día 4 y al siguiente las que falten. ¿Por qué? Somos 26 alumnos, si cada uno trae 10 cosas en un sólo día (es evidente que el niño quiere mostrar las 10) en total son 260 objetos. Las asambleas se vuelven eternas (ayer estuvimos cerca de hora y media) y por consiguiente, los niños se aburren y dejan de prestar atención (prueba de ellos son algunas fotografías, donde veréis como están tumbados o jugando). El alumnado a estas edades debe estar constantemente cambiando de actividad.
Y... que no quede decir nuevamente GRACIAS, pues sin la unión FAMILIA/ESCUELA, no sería lo mismo. Ambos, perseguimos lo mismo, una educación de calidad.