TALLERES DEL OTOÑO Y UN RICO Y SANO ZUMO DE NARANJAS


¡Por fin llegó los talleres del otoño!

Os puedo contar la experiencia que he vivido yo en mi taller. Ha sido una experiencia preciosa, pues los más grandes se han convertido en grandes maestros para los pequeños. Y los pequeños al ver lo que hace su semejante han aprendido mucho más que con las seños.

































ZUMO DE NARANJA


Aunque teníamos programado que el zumo de naranja se iba a realizar justo después de la finalización de los talleres, no ha sido posible, pues los talleres han ocupado más tiempo de lo previsto (será porque se lo han pasado bomba). Así que lo tuvimos que hacer después del recreo.
Cuando regresamos del patio, mientras los peques recogia sus enseres para la elaboración, la seño puso unos manteles en las mesas.
Más tarde vimos qué necesitábamos para realizar el zumo:
  1. Exprimidor.
  2. Naranjas.
  3. Azúcar (gracias Jesús por acordarte de tod@s).
  4. Cuchillo.
-Pero seño, mi madre no me ha echado un cuchillo.
-¡No, no, no! Son peligrosos.
- ¿Quién puede coger un cuchillo?.
- Los papás o las mámás.
-Pero... ¡niñ@s! aquí no están ni papá, ni mamá. ¿Quién podrá cogerlo entonces?
-La seño.

La seño les explica que para poder exprimir hay que girar la naranja. Cuando veamos que hay suficiente líquido, debemos verterlo en el vasito y después degustar el rico y sano zumo de naranja.

Ha sido todo un éxito, lo han hecho estupendamente bien, a algunos tuvo que ayudarle la seño, pero lo han hecho prácticamente ellos solitos.¡¡¡¡Ay, pero qué niños más buenos!!!!

(Tengo más fotos, pero estoy teniendo problemas con la conexión. Mañana las subiré para no perder éstas)